Espacio Unzué: “Hay señales que nos generaron preocupación”

En medio de rumores de privatización y sin presupuesto para actividades en Semana Santa, los trabajadores abrieron el lugar para que el público conozca cómo trabajan durante el año. La palabra de la directora del espacio.

El Unzué, una construcción emblemática de la artistocracia argentina devenida en un espacio cultural abierto para toda la comunidad, atraviesa por estos días una situación particular. Los trabajadores y artistas que forman parte activa del lugar, mantienen desde hace un tiempo una preocupación tanto por el futuro próximo del predio como de las fuentes laborales, en medio de rumores de privatización. En este escenario, QUÉ Digital visitó el Unzué y dialogó con su directora, Beatriz Echeverría.Este último fin de semana largo el Espacio Unzué abrió sus puertas para que el público disfrute el lugar y a su vez conozca el funcionamiento diario. “En estos días el personal está un poco preocupado por rumores que fueron surgiendo; leyeron un comunicado sobre esta preocupación y ayer tuve una notificación del Jefe de gabinete de la Secretaría Nacional de Niñez para que nos tranquilicemos así que estamos a la espera de ese comunicado y la verdad nos puso contentos tener una respuesta”, afirmó en primer lugar la directora Beatriz Echeverría.La responsable del Espacio explicó también: “Los trabajadores están preocupados por sus fuentes de trabajo, pero no sólo eso sino preocupados por la desaparición de este espacio que de verdad todos amamos. Pero tenemos la tranquilidad que el jefe de Gabinete nos dijo que nada de eso va a suceder para que la gente se quede tranquila también”.

Construcciones emblemáticas de Mar del Plata que fueron parte de la aristocracia argentina a principios del siglo XX se convirtieron en museos, hoteles y centros culturales. Así sucedió con el Espacio Unzué que comenzó como asilo -hogar de niñas pobres- y se transformó en un espacio cultural abierto para toda la comunidad.

¿Cómo funciona diariamente? El Espacio Unzué depende del Ministerio de Desarrollo Social, “abre sus puertas todos los días de 8 a 20. Nosotros tenemos distintas actividades: a partir de este martes comienzan talleres para la tercera edad”, señaló la directora de la institución.

Y agregó: “Funcionan casi 20 talleres y la mayoría está con lista de espera y concurren entre 400 y 500 personas, algunos para la tercera edad y otros están mixturados con más jóvenes. Nos gusta el intercambio porque los pone a los más grandes en otro lugar”.

ESPACIO-UNZUE-2 QUE ESTA PASANDO ? Concejal Acción Marplatense

Otra actividad que destacó Echeverría es el programa “Vivenciando nuestros derechos”, que funciona dos días a la semana: “Ahí articulamos con las escuelas y hacemos una visita guiada en este espacio como patrimonio histórico pero además vamos trabajando algunos derechos”.

Además destacó: “Este espacio pertenecía a la ley de patronatos y hoy nosotros respondemos a la Ley N°26.061 (ley de protección de niños, niñas y adolescentes). Sobre eso trabajamos algunos derechos, le damos el pie a los maestros para que en las escuelas sigan trabajando esos derechos y hacemos un cierre a fin de año con alguna producción en video o revista donde ellos puedan mostrar qué pasó cuando vinieron, qué entendieron y qué siguieron trabajando en la escuela. Es un hermoso proyecto y la verdad que hemos tenido más de 3.000 chicos pasando por acá”.

En la misma línea, destacó el equipo de promoción de derechos que sale a trabajar en jardines, escuelas y asociaciones libres de la comunidad para trabajar violencia intrafamiliar, noviazgo adolescente. “Trabajamos líneas específicas que son de la Secretaría Nacional de Niñez eso es lo que hacemos durante la semana”, indicó.

Por otro lado, valoró diversas actividades que no se conocen tanto como las prácticas de circo libre y hip hopdonde los chicos tienen un espacio para entrenar “y a veces viene alguno que tiene más experiencia y le da clases a los chicos para que mejoren en su técnica. Es un gran número de chicos el que concurre a realizar estas prácticas”, explicó Echeverría y agregó que: “También tenemos la práctica de los deportistas paralímpicos en bocha, que practican acá para presentarse en los Juegos”.

En el espacio trabajan 35 personas durante todo el año en diversas áreas contando auxiliares, mantenimiento, administración, cultura y desarrollo social.

“El equipo que trabaja acá y las personas que llamamos de afuera tienen un compromiso especial con este espacio porque es un espacio que parimos y fuimos mejorando cada día la propuesta. Es una propuesta pensada, hay mucha cabeza puesta, mucha responsabilidad y es una propuesta que además llegó a la gente, que se pudo apropiar del espacio. De un espacio que pertenecía al patronato donde las chicas estaban encerradas hoy es un espacio libre para las familias. Es un cambio de paradigma”, concluyó Beatriz Echeverría.

Al finalizar el último espectáculo de la jornada, el equipo dejó un mensaje claro a niños y adultos: “La política que manejamos acá es de política pública y lo que queremos es que esa lógica se siga manteniendo para  que todos ustedes puedan disfrutar de espacios como este de forma gratuita¿Alguien les cobró en la entrada? ¿Y a ustedes les parece que está bien que este espacio exista? A nosotros también”.

ESPACIO-UNZUE-2 QUE ESTA PASANDO ? Concejal Acción Marplatense

Finalmente los trabajadores anunciaron cómo llevaron a cabo las actividades de este último fin de semana largo: “Ante la preocupación por la falta de financiamiento este evento lo hicimos a pulmón, los trabajadores del Unzué, compañeros que viajaron de Buenos Aires, los chicos de la Sinfonía Popular dieron una mano para poder abrir este espacio pero no pudimos contratar a los equipos que llevan la recreación porque no tuvimos presupuesto y eso nos genera un gran preocupación porque nosotros no queremos que este espacio sea privado, donde lo que importa es el capital. A nosotros lo que nos importa es el desarrollo social; entonces queremos mantener esa lógica de trabajo”.

“Prendan el alerta y estén atentos. Hubo una señal desde Buenos Aires gracias al apoyo popular que nos dicen que esto no va a pasar en este espacio, que se va a sostener y va a seguir siendo lo que es y eso es gracias al apoyo de todos ustedes. Hay que luchar de manera pacífica por los espacios públicos así que esperamos que siga habiendo señales positivas sobre este espacio”, concluyó.

UN POCO DE HISTORIA

El Unzué forma parte de un ícono urbano en la costa marplatense y fue construido en 1909 por las hermanas Maria de los Remedios Unzué de Alvear y Concepción Unzué de Casares como hogar para niñas pobres y desamparadas. Lo bautizaron, en honor a su papá, “Asilo Saturnino Unzué” y tras dos años de obra lo donaron a la sociedad de beneficencia de Capital Federal para inaugurarse en 1912, en donde estuvieron presentes el presidente Roque Sáenz Peña, representantes de la Iglesia, del Gobierno y de la alta sociedad de la época.

En 1948 la Fundación Eva Perón asumió el manejo del complejo. Tras el golpe de estado de 1955, el hogar comenzó a depender del Consejo Nacional de Protección del Menor. En 1997 fue declarado Monumento Histórico Nacional, por su calidad arquitectónica y estética vanguardista de sus espacios interiores, capilla, oratorio y jardines.

Durante el 2005, luego de 100 años de patronato, se sancionó la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, donde los chicos/as dejaron de ser entendidos como objetos posibles de ser tutelados por el Estados, para ser considerados sujetos de pleno derecho.

Además, ese mismo año se puso en marcha la reestructuración del Instituto Saturnino Unzué, dos años después comenzó la primer etapa de restauración y puesta en valor. Finalmente en el 2013 el Unzué abrió sus puertas como espacio central para actividades de desarrollo social, recreativas y culturales. Actualmente el Unzué suma además áreas recreativas, una sala teatral, un anfiteatro, espacios para convenciones y exposiciones artísticas.